Rudolf Steiner (1861-1925) filósofo, pedagogo, científico y artista austrohúngaro articuló una nueva pedagogía que pretende conducir al niño hacia un desarrollo equilibrado de su mente, una rica vida emocional y una reafirmación sana de su voluntad. La pedagogía Waldorf se basa en un conocimiento profundo del hombre y del mundo. 

“Nuestro más elevado propósito ha de ser

formar seres humanos libres,

capaces de impartir desde sí mismos,

propósito y dirección a sus vidas” (R. Steiner)

La Escuela Waldorf de Stuttgart, creada en Septiembre de 1919 para los hijos de los obreros de la fábrica de cigarrillos Waldorf Astoria, tenía unos claros fines sociales. Rudolf Steiner daba también clases nocturnas a los obreros de la fábrica y se encargó asimismo de preparar y formar a los maestros fundadores de la Escuela.

En la actualidad es un sistema educativo con 80 años de experiencia, integrado en el marco de las “Escuelas Asociadas” a la UNESCO.

No es, pues, un método pedagógico en periodo de experimentación, toda vez que en estos 80 años se ha demostrado suficientemente su efectividad en más de 60 países de todos los continentes, en 2000 centros educativos reconocidos que engloban los ciclos de enseñanza: Educación Infantil, Educación Primaria, Secundaria y Bachillerato, Formación Profesional.

Simultáneamente existe también la Pedagogía Curativa, educación especial para niños y niñas con necesidades especiales y adultos con problemas de adaptación, además de otros centros terapéuticos, como clínicas, centros de rehabilitación.

La Pedagogía Waldorf es un movimiento pedagógico cuyas bases metodológicas y didácticas parten de un continuo estudio por parte del profesorado de la naturaleza humana, concretándose en un plan de estudios completo, en el cual se mezclan armónicamente las actividades intelectuales, artísticas y prácticas.

“No es verdadero maestro y educador aquel para quien

la pedagogía es mera ciencia de cómo educar a los niños,

sino aquel, en quien el pedagogo despierta,

 gracias a su conocimiento del ser humano.”(R. Steiner)

BASES METODOLÓGICAS PARA LA EDUCACIÓN INFANTIL

Ambiente

Ofrecer un ambiente cálido y hogareño, donde puedan realizar sus primeras relaciones sociales, conviviendo en un mismo grupo niños y niñas de 3 a 6 años repartidos en grupos de 15 a 20.

Ritmo

El ritmo en las actividades tanto diarias como semanales y la regularidad horaria, da seguridad a l@s niñ@s. Por eso se organiza la dinámica del día desde una “respiración” de actividades de expansión y concentración que propician un armonioso desarrollo de l@s niñ@.

Esta respiración, junto con la periódica experimentación de los ritmos de las estaciones del año, con sus fiestas más importantes, es la forma más adecuada para introducirlos en la vivencia del tiempo.

A través de los cuentos narrados, que se repiten durante al menos dos semanas, así como los teatrillos, las poesías y canciones relacionadas con las épocas del año, se trabaja intensamente, no solo en la adquisición del lenguaje conformando y fortaleciendo el aparato del habla y del pensamiento, sino en la entrega de imágenes bellas y profundas.

Imitación

La imitación y la acción repetida determinan el principio del aprendizaje en la primera infancia y van llevando al niño poco a poco a la madurez escolar. No es la instrucción intelectual sino la imitación lo que hace que vayan desarrollándose las etapas básicas de la evolución humana (erguirse, andar, hablar, pensar…).

     En la imitación activa, en el juego, los órganos físicos se van configurando y adoptan la forma que permanecerá luego en la persona adulta. Para ello el/la niñ@ toma al adulto como modelo

    Por eso es muy importante el entorno del niño: la alimentación, los juguetes, los colores y por sobre todo los gestos, palabras y actos de las personas  que le cuidan. Hemos de ser un modelo digno de imitación. La actitud del educador/a ha de contener actividad, iniciativa, gozo en el propio quehacer y amor a todas las actividades por pequeñas que sean.

 “El amor y la alegría incuban órganos saludables” (R. Steiner)

El juego

El juego es la quintaesencia de la actividad en la infancia, es el trabajo crucial en esta etapa. En el juego aprenden a experimentar las posibilidades y los parámetros de la vida. Necesitan ser alimentados con ideas fértiles que los niños y niñas elaboran después infinitamente.

         Ofrecemos a l@s niñ@s suficiente tiempo para el juego libre, tanto dentro del aula, como en el jardín. A través del juego desarrollan no solamente sus destrezas físicas, sino también la fantasía infantil que transforma y anima las cosas y que de adulto se convierten en capacidad de iniciativa y fuerzas creativas.

    Por eso cuidamos que los juguetes sean sencillos,  de materiales naturales (troncos, piedras, piñas, conchas, lanas…), y de diferentes texturas, olores, pesos para que  permita un amplio desarrollo de todos sus sentidos, así como un progresivo desarrollo de su vida social.

Relación con la naturaleza

A través de los paseos semanales  por la naturaleza, además de fortalecer el  desarrollo psicomotor de l@s niñ@s, se les amplía el campo de experimentación para el  juego creativo.

El cuidado de animales (gallinas), del jardín, de la huerta, así como el juego libre en y con la naturaleza viva.

 

Actividades artísticas

Las actividades artísticas son parte central en la vida de la Escuela. A través del dibujo con ceras, pinturas con acuarelas, Euritmia, modelado con cera de abejas, los corros y el ambiente musical que envuelve la jornada, ofrecemos a l@s niñ@s la posibilidad de expresar su ser más íntimo, su fantasía y sus vivencias.

 

Actividades artesanales

L@s niñ@s realizan actividades artesanales como el tejer, coser, elaborar manualidades con  lanas, con madera, con piedra; colaborar en las tareas de la huerta,  amasar el pan,  preparar los  desayunos, moler el trigo o el millo…

De esta manera la voluntad de l@s niñ@s  se ocupa de actividades naturales, útiles y necesarias en la vida, con sentido, que refuerzan la imagen que tienen de sí mismos. Aprenden además a percibir el valor de las producciones  propias y de l@s demás y a entusiasmarse por la auto-superación.

En el año 1989, empieza a formarse en Gran Canaria un grupo de padres/madres y amigos/as de esta pedagogía que, partiendo de la preocupación por la educación de sus hijos/as, encuentran en la Pedagogía Waldorf las respuestas adecuadas para comprender y llevar a la práctica el proceso madurativo de los niños/as, los jóvenes y del ser humano en general.

A partir de ese momento se ponen en marcha conferencias, cursillos, exposiciones, actividades artísticas y manuales, grupo de juegos, etc., que van a ir cimentando el nacimiento de “La Casa del Sol”.

La escuela comenzó su andadura como tal en el año 1999, con un aula de 8 niños/as de Educación Infantil y, de forma progresiva, ha ido creciendo hasta completar el segundo ciclo de Infantil. A lo largo de estos años, fortalecida por el interés de las familias, este modelo pedagógico necesitaba ampliar la oferta educativa hacia la Etapa de Primaria.

En el curso 2009 se encontró un espacio, relativamente cercano a Infantil, que ofrecía la posibilidad de desarrollar esta nueva etapa. Se trataba, entonces, de una experiencia piloto de los primeros cursos de primaria para dar a conocer a las familias y a la sociedad en general esta etapa pedagógica de forma práctica. Desde entonces, cada año se han ido ampliando los niveles educativos hasta completar los 6 cursos de primaria, mientras que, al mismo tiempo, se buscaba -con gran implicación de toda la comunidad educativa- el espacio físico donde homologar dicho proyecto.  

Al inicio del curso 2014, después de años de ardua búsqueda, se encontró un lugar contiguo a Infantil que permitió unificar físicamente la escuela. Desde la nueva ubicación se continúan con los trabajos para obtener la homologación de dicha etapa. Por fin el año 2017 se obtiene dicha homologación, con caracter provisional, desde la Consejería de Educación. Esto nos convierte en al primera escuela Waldorf de Canarias en lograrlo, y una de las pocas de España.

Desde la Asociación Escuela "Libre" Casa del Sol, entre otras actividades, también se ha realizado un Curso de Formación en Pedagogía Waldorf que se inció en el año 2013 y ha finalizado en agosto de 2016.

Página 4 de 4