Viernes, 26 Mayo 2017 18:23

Servicio de Voluntariado Europeo (2016/2017)

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Cada año nuestro equipo docente, en la etapa de infantil, se ve reforzado con la incorporación de tres voluntarios del S.V.E.

¿Qué es el S.V.E?.

El Servicio de Voluntariado Europeo es una experiencia de aprendizaje en el ámbito de la educación no formal, en la que las personas jóvenes voluntarias mejoran o adquieren competencias para su desarrollo personal, educativo y profesional, así como para su integración social.

Los voluntarios/as desarrollan su actividad en un país distinto de su país de residencia. Esta actividad, no remunerada y sin ánimo de lucro, se realiza a tiempo completo durante un periodo determinado, en nuestro caso un curso lectivo, en beneficio de la comunidad educativa de la Asociación.

Para más información puedes consultar nuestra pestaña de Voluntariado.

 

En palabras de nuestra Directora y tutora de Infantil Anabel:

"Gracias al Servicio de Voluntariado Europeo nuestra Asociación y en concreto la etapa de infantil, cuenta con tres voluntarias o voluntarios de distintos países que previamente, han manifestado su interés por nuestro colegio. Las maestras, una vez revisadas las solicitudes, se deciden por aquellos perfiles más afines a la pedagogía, desde sus conocimientos con respecto a la música, su sintonía con la pedagogía o bien por tener experiencias en el trabajo con los niños.

Sus edades oscilan entre los 18 y 25 años y en muchas ocasiones y sobre todo por el idioma, en un principio necesitan de un periodo de adaptación que poco a poco se va forjando en su trabajo en el aula.

Cada año recibimos con entusiasmo la llegada de nuevos voluntarios o voluntarias, esperando que poco a poco se vayan enriqueciendo de la experiencia, nutriéndose de la pedagogía y de los niños y que les sirva para su futuro."

Anabel, Directora y Tutora de Infanti

 

También, nuestra Tutora de Infantil, María nos ha descrito lo que, desde su punto de vista, supone y aporta el voluntariado a nuestra escuela:

"El voluntariado, según mi experiencia, supone una forma muy válida de apoyo en el aula. Si bien, lo ideal sería que ese puesto lo ocupara una auxiliar que conociera los principios pedagógicos de la escuela Waldorf y, tuviera unas nociones básicas del niño y sus necesidades, no siempre es posible.

Su labor consiste en ocuparse en tareas de aula (preparación de desayuno, limpieza, recogida,... ) como en el trabajo directo con los niños (resolución de conflictos, apoyo en actividades pedagógicas...) allí donde el tutor no llega.

La persona voluntaria siempre tiene alguna cualidad que aportar al aula y a la escuela, tienen energía y vitalidad y, aunque no siempre vienen con la motivación o la vocación suficientes que se necesitan para trabajar con niños pequeños, mi experiencia me dice que con paciencia, amor, educación y con el ritmo sano del día a día en la escuela, se ven transformaciones asombrosas. Ellos se llevan muchos aprendizajes de su paso por la escuela y nosotros a su vez, también.

Algo que encuentro muy rico de su estancia es el intercambio de culturas. El voluntario nos aporta canciones, bailes, gastronomía y otros elementos de su país que introducimos en las aulas de una forma natural. Además, casi siempre tienen una habilidad artística (música, pintura, ….) que embellece la práctica diaria y que complementa o aumenta las competencias del maestro tutor."

María, Tutora de Infantil

 

Este año contamos con Iliana (Grecia), Inês (Portugal) y Johanna (Alemania). La labor que desempeñan como apoyo a nuestras tutoras y a nivel pedagógico con los alumnos es muy importante. A continuación queremos reflejar lo que nuestro proyecto supone para ellas, para nuestras tres voluntarias de este curso:

 

InesInês Marreiros Fernandes

Lisboa/Portugal, 18 años

 

"El año pasado terminé mi instituto y siempre tuve la ilusión de hacer un año sabático antes de empezar en la universidad. Conocí el SVE por una amiga que me había hablado sobre los distintos proyectos y países donde podría hacer parte de este servicio de voluntariado y del Erasmus+.

Durante estos últimos 4 años mi pasión por los niños ha ido creciendo más y más. En Portugal soy voluntaria en una institución de niños (de los 0 a los 12 años) retirados a su familia por las más diversas situaciones y también catequista de niños de 6 a 9 años.

Mientras estudiaba, los días que más feliz me hacían eran los que pasaba con los niños y por eso, para mi año sabático quería trabajar con los más pequeños.

Por otro lado, el español y la cultura española siempre me han encantado. Quería hablar y escribir el idioma con más fluidez y, lo más importante, vivir su cultura. Realicé mi solicitud para dos proyectos en España, los cuales me aceptaron. Uno en Pamplona y otro en Gran Canaria. El sol, la playa y la naturaleza son, igualmente como los niños, lo que más fácilmente me saca una sonrisa, la elección no fue difícil.

Aquí estoy yo, de voluntaria en La Casa del Sol y viviendo una experiencia increíble.

El SVE es una oportunidad única de crecimiento personal, cultural y un marco en la vida del voluntario. Pienso que también lo es para la comunidad donde es recibido.

Durante este año he conocido a gente de varios países y el SVE me ha dado la oportunidad de viajar y vivir experiencias que seguramente llevaré en mi corazón toda la vida. Conseguí tomar, aún más, consciencia de la importancia de vivir de acuerdo con nuestra esencia, pero siempre mirando a los demás con compasión.

Desde mi punto de vista, cambiar el mundo solo es posible de dos maneras:

  • la primera siendo conscientes de nuestra postura en la sociedad, de nuestra mirada a los demás y a nosotros mismos.
  • la segunda a través de los valores que transmitimos a nuestros niños que son los Hombres de mañana.

En La Casa del Sol encontré gente maravillosa y una segunda casa. Agradezco todos los días haber encontrado una pedagogía que tiene sentido. Que durante todo el año nos enseña, a los niños y a nosotros mismos, a compartir en nuestro día a día la importancia de los valores y la belleza de la vida.

La escuela es sin duda un lugar mágico y especial. Mirando mi camino, puedo decir que todos los días he sido y soy feliz ahí. Me iré dentro de poco con lágrimas de tristeza, pero también de agradecimiento y felicidad por todo lo que generosamente, este hogar y estas personas, me han aportado.

Un agradecimiento de corazón a todos con los que día a día comparto sonrisas, memorias y momentos.

En especial a Ani, la maestra que me recibió de brazos abiertos y a mis niños. Os llevaré siempre en mi corazón. Gracias. Os quiero mucho.

También a mis compañeras voluntarias, que hicieron que este camino fuera todavía más completo."

Inês Marreiros Fernandes

 

Ines y Anabel

 

Ines apoya en el Aula de Anabel:

"Este año en mi aula contamos con la presencia de Inês, que viene de Portugal y que con su idioma no ha tenido mayores dificultades,suponiendo esto un mejor proceso de adaptación a la escuela.

La colaboración de Inês en la dinámica no ha sido sólo el de las tareas propias como, la ayuda a la preparación de los desayunos, colaboración en las actividades artísticas, recogida de aula, acompañamiento en los paseos a la montaña, etc., ha sido su respeto, empatía, compresión y amor hacía el grupo, lo que ha hecho que poco a poco se haya ganado un lugar en el corazón de los niños y en el mío propio."

Anabel, Directora y Tutora de Infantil

 Ines y Anabel 02

 

 

Iliana Kaoura  Iliana

Creta/Grecia, 24años  

 

"Me encantan las artes en general (especialmente el teatro físico y la danza contemporanea), el aprendizaje de idiomas, la meditación y la vida consciente en contacto con la naturaleza.

Una vez finalizada la carrera de Filología Inglesa y como me encanta viajar y conocer a otras culturas decidí solicitar un año de SVE. Quería experimentar el trabajo con niños, mejorar mi español y experimentar como vive la gente en Gran Canaria. También quería llegar a conocer la pedagogía Waldorf que me parecía algo tan bello, natural y ¨correcto¨. Correcto en el sentido de que todo lo que se hace en el cole, me da la impresión, que así tiene que ser. Todas las actividades, el entorno y la proximidad de las maestras hacen que todo tenga sentido. Me parece que todo es lo adecuado para la naturaleza de los niños, lleno de respeto y amor.

Todo esto me ha cambiado mi propia mirada hacia lo que significa ser madre y maestra. Me recuerda cada día lo importante que es escuchar a los niños, acompañarles con cuidado llenando su mundo con valores,arte y belleza y lo más importante, dejándolos libres para desarrollar su propia esencia y su ser. Me parece fantástico mirar a los niños de Primaria y ver que son personas tan buenas, adultos del futuro más lindos. Me impresiona tanto como reciben a mis niños de Infantil cuanto subimos a Primaria. Como hablan con ellos con tanto interés,los abrazan,los cuidan y los incluyen a sus juegos aunque son más pequeños que ellos. En una sociedad en la que la mayoría de las personas muestra indiferencia hacia los demás, ver ejemplos de personas como ellos me llena de esperanza y me hace sonreir.

Por todo esto siento un agradecimiento enorme y mucho amor para todas aquellas personas maravillosas que me han ayudado mucho a crecer y a aprender.

Gracias al SVE he cambiado mucho y estoy muy contenta con todo lo que llevaré conmigo en mi país (conocimientos, aventuras, cambios). Quería darle las gracias a Zoraida, a mis niños y a toda nuestra familia de la Casa del Sol que siempre estará en mi corazón! Les quiero!"

Iliana Kaoura

 

Iliana y Zoraida Patio

 

Iliana apoya en el aula de Zoraida, tutora de Infantil, que ha querido añadir estas palabras:

"Este año, en el aula de los pequeños que entran por primera vez en la escuela, hemos tenido el apoyo y la ayuda de Iliana Kaoura.

Para nuestra aula es muy importante su labor como voluntaria, los pequeños están mucho mejor atendidos con dos adultos para acompañarlos. Gracias a esto, se puede ofrecer una mayor calidad pedagógica y humana.

Los niños y las niñas se han enriquecido con el vínculo de cariño y confianza que se ha dado.

Aunque al comienzo todos tenemos que adaptarnos y aprender a relacionarnos, al compartir vida y espacios, el balance ha sido de aprendizaje, crecimiento y respeto. Desde aquí le pido disculpas por los momentos más duros o difíciles y también le agradezco su esfuerzo y su comprensión.

Estoy segura de que los niños te llevarán en su corazón…aquí tienes tu casa siempre.

Muchas Gracias Iliana

Zoraida, Tutora de Infantil

Iliana y Zoraida Mural

 

 

johannasola  Johanna Wieske

 Frankfurt/Alemania, 19 años

 

"Mi voluntariado en la “Casa del Sol” empezó en Septiembre (comienzo del curso) y terminará en Junio (fin del curso).

Antes de este servicio había acabado mi bachillerato en Alemania y cuando termine mi voluntariado me gustaría continuar estudiando. Todavía no he decidido que carrera, pero estoy pensando en estudiar para ser Profesora en un instituto o Medicina.

Me encanta viajar, conocer culturas diferentes, otros idiomas, leer, practicar bailes de salón y bailes latinos. Casi toda mi vida he realizado diferentes tipos de danza (ballett, zumba, hip hop,...) pero los que más me gustan son los bailes de salón y los latinos. Me parece maravilloso poder coordinar tu cuerpo con el ritmo de la música y tu pareja de baile.

También, me gusta nadar, hacer senderismo (especialmente en las preciosas Islas Canarias), yoga y otros tipos de deportes.

Pero sobre todo me hace feliz estar con niños de cualquier edad, los niños son nuestro futuro y hay que protegerlos y ayudarles encontrar su vida y carácter. En este sentido el proyecto del voluntariado en La Casa del Sol, basada en la Pedagogía Waldorf, es un regalo para mi. Esta pedagogía me parece una herramienta fenomenal y me encanta tanto aplicarla como aprender más sobre ella

El trabajo con niños requiere, durante todo el tiempo, presencia tanto de cuerpo como de mente, lo que me hace vivir mucho más consciente. La Eurítmia, parte esencial de la Pedagogía Waldorf, es algo nuevo y muy interesante para mi. Me alegra poder formar parte de ella tocando la flauta travesera y la flauta dulce. De esta forma puedo combinar mi pasión por la música, la Pedagogía Waldorf y la educación de los niños.

En general, el SVE me parece un programa muy bueno que combina la experiencia intercultural de los niños, los adultos y los voluntarios europeos, siendo además un apoyo para el proyecto de acogida."

Johanna Wieske

 

Johanna y Maria Aula

 

Johanna y Maria Patio

 

Desde estas líneas queremos agradecer su trabajo y dedicación a Iliana, Inês y Johanna, voluntarias que nos acompañan durante este curso. Sin ustedes no habría sido lo mismo. Muchas Gracias de Corazón.

 

SVE 2016/2017

 

Aunque es imposible nombrarl@s a tod@s también queremos agradecerle su voluntariado a tod@s l@s que nos han acompañado estos años atrás:

  • Curso 2015/2016: Barbara Bechter, Viola Diermayr, Isidora Athanasiadou
  • Curso 2014/2015: Rikkarda Gieb, Maria Tserepaha, Katarzina Grudniewska
  • Curso 2013/2014: Caterina Farina, Isabella Jost, Carolin Ott
  • Curso 2012/2013: Amelie Gernart, Elisa Rannala, Veronique Bardou
  • ...
Visto 287 veces Modificado por última vez en Viernes, 26 Mayo 2017 22:35

Síguenos en Facebook