Miércoles, 02 Noviembre 2016 11:13

Visita a la granja. Periodo de Agricultura

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

El mes de octubre nuestra tercera y cuarta clase visitaron la granja biodinámica "La Granja De Ingenio". Allí nos recibieron Severiano y Rosa Delia, agricultores y granjeros llenos de amor, respeto y cuidado.

Esta visita se realiza dentro del periodo de agricultura, una de las tres épocas especialmente preparadas para el niño alrededor de los 9 años.

La clase descubre como el agricultor armoniza sus fuerzas con las fuerzas de la naturaleza. El agricultor hace de mediador entre el cosmos y la tierra, enriqueciéndola y sanándola. Como regalo, ella nos ofrece su fruto a todos.

En experimentación directa, el niño se vincula con las actividades y realizaciones propias de los cuidados agrícolas.

Durante estas jornadas nuestros alumnos han encontrado la tierra preparada, la han medido, han visto como se ara en la actualidad vivenciándola. A continuación, tras encontrarse con los cereales, las legumbres y las semillas, llegó el momento de realizar la siembra, plantar, otras vez medir, … para finalmente regar, tuvimos la gran suerte de ver como se procede en el arte del riego a manta, todo un despliegue de ingeniería agronómica o saber atávico del campesino, lo que es cierto es que es difícil de verlo en la actualidad. También tendimos mangueras para el riego por goteo.

Por último, con ayuda de las cabras, la oveja, la burra Valentina, nuestra querida Ortiga, la Milenrama, la Manzanilla, el Diente de León, la Corteza de Roble, la dinamización de la Valeriana, y mucho amor, elaboramos 'la poción mágica' para dar más vida y calor al Compost.

Pudimos entrar en la profunda sensorialidad que se nos brindaba a cada instante en estas tareas, teniendo también muy presente la mágica relación de las partes con el todo (el suelo a la planta, la planta al animal, el animal al ser humano, el ser humano al suelo, los astros al suelo, ...).

Básicamente tratamos de presentar la capacidad humana de transformar el entorno de manera respetuosa con el consecuente beneficio para el ser individual, la comunidad y el planeta. Que el niño vea que aunque atravesamos dificultades y muchas situaciones no controlables, podemos también esforzarnos, trabajar e intervenir en el mundo colaborando y creando (esperanza en un mundo mejor y poder caminar hacia él).

La idea es que el niño trabaje no por obligación, sino que lo haga porque realmente le entusiasma y le interesa.

De todo lo vivido en la graja, parte de lo que nos llevamos, tratamos de volver a reproducirlo, en la escuela, adaptándonos a nuestras circunstancias y resolviendo los retos que la puesta en práctica nos ofrece.

Finalmente, tras el trabajo con las manos y con el corazón, la vivencia va llegando a los cuadernos (que son sus libros de texto) para registrar toda la experiencia vivida y practicar las habilidades más académicas también imprescindibles.

Texto: Ángel del Pino, Tutor de tercera y cuarta clase.
Correcciones: Severiano López, agricultor biodinámico.

 

teamingweb

Visto 1547 veces Modificado por última vez en Miércoles, 21 Febrero 2018 11:48