Domingo, 20 Marzo 2016 17:45

Fiesta de primavera

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

En nuestro Jardín de Infancia el cambio de estación tiene una gran importancia. El viernes 18 de marzo, antes del inicio de las vacaciones de Semana Santa, hemos celebrado la fiesta de la primavera con nuestros niños y niñas. Realizamos juegos, plantamos el trigo, celebramos un desayuno especial todos juntos y finalizamos con un hermoso cuento. De esta forma celebramos la llegada de la primavera a nuestra escuelita y nos preparamos para iniciar el periodo de pascua.

A continuación les mostramos algunas fotos de la celebración y les trasladamos el significado y la simbología de la pascua.

 

"La primavera trae consigo el inicio del proceso de exhalación de las fuerzas que impulsan el brotar y la floración del reino vegetal. La mesa de estación y los demás elementos decorativos están llenos de imágenes que hablan a los sentidos de los niños y niñas acerca de la proximidad de este acontecimiento.Con cada primavera el ser humano experimenta en su alma la renovación de la vida, la regeneración de las fuerzas vitales y su manifestación en el mundo sensible.

La pascua es una festividad cristiana que también festeja la renovación de la vida tras el proceso de la muerte, de transformación.Varios son los símbolos que nos hablan de la primavera y de la Pascua, entre ellos destacamos los siguientes:

  • El huevo: Es símbolo de vida, de renovación, de fecundidad y para muchas culturas es la imagen de la creación del Universo . Tierra y cielo nacen del huevo y la yema amarilla comienza a brillar como el sol.
  • El grano de trigo: el trigo es símbolo por excelencia del alimento básico del ser humano; el pan y por tanto portador de fuerzas vitales. El grano de trigo en su proceso de transformación muere en su forma original para dar lugar a una hermosa espiga dorada con muchos más granos.
  • La liebre: este animal reúne en sí diferentes cualidades, se caracteriza por no manifestar especial arraigo a un lugar; carece de madriguera, duerme a la intemperie, destaca por tanto con su capacidad de adaptación a las circunstancias. Es ciudadana del mundo. Sus largas orejas captan el más mínimo ruido y su típica postura de escucha atenta dice mucho de sus cualidades. Pero de entre ellas la más significativa es su capacidad de sacrificio, pues normalmente en una cacería o persecución cuando una libre es acosada, otra liebre estará dispuesta a sacrificar su vida cruzándose en el camino para salvarla. Así este animal es considerado representante de las fuerzas del amor desinteresado, de superación del egoísmo."

Texto de Anabel, maestra de infantil.

 

001

 

004

 

005

 

002

 

003

 

 

Visto 1211 veces Modificado por última vez en Domingo, 20 Marzo 2016 20:37