Martes, 19 Febrero 2019 09:44

Miércoles de gratas sopresas

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Un miércoles de gratas sorpresas en el Jardín de Infancia.

¿Es esto una selva?. Les aseguramos que para algunas de nuestras niñas y niños casi lo fue.

El pasado miércoles, aprovechando el buen tiempo, organizamos a primera hora un corto paseo con uno de nuestros grupos. Nuestro espíritu aventurero (pero seguro) nos llevó a adentrarnos por un sendero muy poco transitado y que recorre un tramo del cauce del barranco cercano al Jardín de Infancia.

001

 

Este sendero se encuentra habitualmente inaccesible y ocupado por una densa y enmarañada vegetación que crece feliz y salvaje entre cañaverales y alguna que otra flor de Mayo silvestre. Así que nuestra decisión de recorrerlo se convirtió en una pequeña y divertida aventura, con la certeza, desde el primer momento, de que en un punto del mismo éste nos negaría el paso y tendríamos que dar la vuelta sin más. Las fuertes lluvias pasadas habían horadado el camino y pisábamos todos, grandes y pequeños, un terreno “ideal” para activar y mejorar, entre otros, nuestro sentido del equilibrio… Pero escasos metros antes de que el barranco nos dijera… “hasta aquí les permito llegar”, y justo al pie de una señora palmera, descubrimos la entrada de una finca donde se cultivan hortalizas y verduras destinadas al comercio local.

Lo que sucedió a continuación fue uno de los tantos regalos sorpresa que nos depara este entorno natural, social y cultural donde nos encontramos ubicados… Mientras reponíamos fuerzas en el mismo sendero y dispuestos a iniciar nuestro camino de vuelta apareció Loly, dueña de esas tierras, nos invitó a pasar y nos presentó a unos hermosos terneros que descansaban a la sombra, a punto de entrar en plácida siesta una vez saciado el apetito mañanero. Entre ellos nos encontramos una linda vaca que en pocos días será mamá. La visita finalizó con la agradable y firme promesa por parte de Loly de comunicarnos por teléfono el nacimiento del ternerito y cuándo podremos ir a conocer a nuestro nuevo vecino.

002 003

 

Pero hablábamos al principio de un miércoles de gratas sorpresas… así que vayamos con la siguiente.

Una vez concluido nuestro paseo, ya en el Jardín de infancia y bien desayunados; casi a punto de comenzar el amasado semanal de pan, alguien comenzó a llamar en la puerta insistentemente. Era nuestro querido y muy apreciado vecino Viano, dueño del Centro Hípico Riquianez, situado casi a un tiro de piedra de "La Casa del Sol". Estaba muy emocionado, al principio nos costó entender bien lo que nos quiere decir

- … “tienen que venir rápido, ha nacido la potrilla de Luna, y Lidia la veterinaria ha venido para comprobar que esté sana; ahora madre e hija están sueltas tomando el sol, es el mejor momento, deben darse prisa”.

Es preciso aclarar, que Luna es una yegua que los niños y niñas de la escuelita conocen bien por las frecuentes visitas que hacemos a los establos, igual que conocen a Carbonilla, una pony de 24 años, a Dakota, a Niebla, a Gandalf, que ha desarrollado la peculiar habilidad de abrir sola la puerta de su establo, … y a tantos otros caballos y yeguas que con sus relinchos y paseos amenizan aún más la vida del barranco y la de nuestro Jardín de Infancia…

004

Pues volviendo a lo que nos ocupa… se pueden imaginar lo que hicimos nada más recibir tan grata noticia. La jornada dio para un nuevo paseo hasta las cuadras, para gozar simplemente contemplando una y otra vez a la pequeña yegua con su mamá retozando entre trebolinas -con apenas día y medio de vida-, para saciar la curiosidad de algunos acerca del momento del nacimiento -casi al amanecer pero aún de noche-, para preguntar por su nombre -Estrellita-, para darle agua a Carbonilla, para saludar y acariciar a los caballos, para … una vez más, un día en el que compartir una mañana plena de sanas, hermosas y enriquecedoras impresiones sobre la Vida y sus procesos, para brindar a los niños y niñas una nueva oportunidad de vivenciar situaciones y hechos cotidianos que les ayudan, entre otras muchas cosas, a aprender y a establecer vínculos con la realidad que les rodea y a situarse de forma natural en el mundo en sus primeros años de vida, años en los que tiene vital importancia la calidad de las impresiones sensoriales que les ofrecemos los adultos.

Vivencias de una de nuestras aulas de infantil del pasado miércoles 13 de febrero de 2019

 

teamingweb

Visto 283 veces Modificado por última vez en Viernes, 22 Febrero 2019 16:51